Banqueros, Finanzas populares

Ante el caso GEA: volver los ojos a la Economía Solidaria

La anterior semana, a raíz de la denuncia realizada por un conocido presentador durante la emisión en vivo de un programa de televisión, las redes sociales se vieron inundadas por mensajes de usuarios que se sienten estafados por débitos no autorizados en sus cuentas bancarias.

Dentro de las propuestas se ha llegado a mencionar que la solución “de mercado” para este tipo de fraudes es el aumento de competencia y, por tanto, que se debería permitir a la banca internacional entrar libremente a ofrecer sus servicios en el país. Lastimosamente esta propuesta se basa en una argumentación débil que debería responder, por lo menos, a las siguientes consideraciones:

  1. La banca internacional no se caracteriza precisamente por su honestidad y su transparencia. Escándalos como la colusión para manipular la tasa Libor, la relación del HSBC con el narcotráfico y otras actividades ilegales, la crisis de 2008, o el de Baninter en República Dominicana hacen que uno se pregunte cuál es la meta cuando se compite entre entidades para las cuales “la codicia es buena”. ¿No son lo mismo que tenemos acá pero en grande?
  2. De hecho, este comportamiento fraudulento no es excepcional, sino, por así decirlo, gremial. No se trata de un banco que se sale de los estándares, sino de los bancos más grandes manejando básicamente el mismo estándar. Si bien el escándalo empezó con GEA-Banco del Pacífico, rápidamente se detectaron casos similares con los principales bancos del país. Además, los bancos han demostrado antes que actúan juntos en contra del sistema.
  3. No es que este sea un comportamiento nuevo. Los banqueros se han ganado su fama a pulso en todos los rincones del planeta.
  4. El comportamiento individualista imperante se ha convertido en el principal aliado de este tipo de fraude: permitió que se perpetrara y sigue permitiendo que permanezca impune. La competencia con otro tipo de entidades no hace más que atomizar a los clientes, cuando la respuesta está en la acción colectiva. De hecho, desde este Observatorio ya se ha hecho una propuesta al respecto.

Me permito plantear, por el contrario, que debemos regresar la vista a la Economía Solidaria, que permite una reacción distinta frente a este tipo de situaciones. Dentro de sus principios se encuentra la prelación del trabajo sobre el capital y los interes colectivos sobre los individuales. Por sus características, requiere de una participación activa de los socios, los cuales se conocen y cooperan entre sí. Por tanto, inclusive cuando se dan los casos propios de la debilidad humana, estos no pueden permanecer ocultos por mucho tiempo y se dan principalmente en las organizaciones que abandonan sus características solidarias (socios con un fin común) y empiezan a parecerse a entidades financieras tradicionales (sociedades de capital con más clientes que socios).

No os conforméis nunca con la palabra «cooperativa» sin ser conscientes de la auténtica esencia y del espíritu de la cooperación. (Papa Francisco, febrero de 2015)

La economía solidaria no puede prestarse para este tipo de actividades porque, por naturaleza, no concibe las actividades financieras como fuente de renta (sin importar si son improductivas o contraproducentes), sino como herramientas al servicio de la economía real, y la economía real como herramienta al servicio del ser humano. Por esa misma razón, las organizaciones de la economía solidaria suelen mantener un tamaño proporcionado a sus funciones, y no adquieren las dimensiones de una codicia ilimitada, lo que evita el fenómeno “too big to fail”.

Entonces, con situaciones como la que estamos enfrentando, la salida no es atraer a los mismos pero en grande, sino regresar a ver a una dinámica diferente. No es descabellado pensar que, entre los afectados por estos fraudes, encontremos a grupos de personas interesados en fundar su propia cooperativa productiva, o su banco comunal, empezando precisamente por los fondos que les deben ser devueltos para invertirlos en sus propias actividades productivas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s