Economía política, Leyes y regulación

Veto parcial de Moreno a la Trole 3: reparto a los ricos y recorte social

No fue un veto progresista; fue un veto que profundizó el reparto con remisiones, condonaciones, incentivos, subsidios a la privatización, triangulaciones y evasión y a la vez un ajuste fiscal dogmático neoliberal que atenta contra la inversión social


El veto parcial de Moreno, de 62 páginas, modifica 66 artículos. No solo que incluye correcciones a barbaridades aprobadas por la Asamblea, sino que corrige los textos enviados originalmente por él. Es decir, es un veto parcial a sus mismos textos. La gran mayoría son correcciones de forma. Por la extensión del documento y tomando como referencia la propuesta publicada por este Observatorio, vamos a revisar los puntos principales.

Primero, vamos a comentar que es lo que NO corrige Moreno en su veto parcial:

Remisión pro-ricos

  1. No se incluyó una disposición que obligue a la transparencia de los beneficiarios de la remisión del SRI, Aduana, IESS, ANT, SENAGUA, SCVS, IFTH, BCE, BanEcuador, CNT, Empresas Eléctricas, Empresas de Agua Potable, GAD, Contraloría, etc. No sabremos el detalle de la información de los mayores deudores del Estado que se acojan a este enorme subsidio.
  2. Mantiene la doble contabilidad del 15% de utilidades para trabajadores.
  3. No se establecen medidas alternativas a la remisión, la remisión significará un aumento del déficit fiscal de hasta 1,3% del PIB.
  4. Se mantiene la remisión de intereses de glosas y multas de la Contraloría General del Estado. No es compatible con la lucha contra la corrupción.
  5. Se mantiene una remisión permanente, en vez de ello se debió aplicar una cámara de compensación de obligaciones y acreencias fiscales a ser utilizada por todas las partes.

Entrega de la renta petrolera y minera

  1. Se mantiene la eliminación del impuesto a los ingresos extraordinarios. Este impuesto, conocido como windfall tax en inglés, por causar un impuesto cuando aumentan de forma extraordinaria los precios de los recursos naturales. Además, su eliminación es contradictoria con la creación de un fondo de estabilización fiscal, sin estar normado en absoluto, que se alimentaría con recursos excedentarios por precios extraordinarios. La pregunta sería, si el fondo se alimentaria con los excedentes, pero se deroga el impuesto que cobra los excedentes, ¿como se alimenta el fondo?

Incentivos a la evasión

  1. Se mantiene la profundización del centralismo. “Las inversiones realizadas en estos sectores en las áreas urbanas de Quito y Guayaquil podrán acogerse a la misma exoneración por 8 años.”
  2. Se mantiene la eliminación de lo que se conoce como “impuesto mínimo”. Esto será el mayor problema para sostener la inversión social. La evasión tributaria aumentará a pasos agigantados. Habrá repercusiones en mayor déficit fiscal, mayor endeudamiento y mayor desigualdad.
  3. Se mantienen disposiciones transitorias que hacen retroactivos los “incentivos” y “beneficios”. Eso es inconstitucional.

Paraísos fiscales y corrupción

  1. Moreno decidió mantener toda la estructura de lavado de dinero mediante la triangulación de capitales con paraísos fiscales. Lo único que corrigió fue quitar las operaciones “back-to-back”. Proliferará la inversión “extranjera” directa pero realmente de ecuatorianos.
  2. Moreno también mantuvo exoneraciones de impuestos y condonaciones con dedicatoria a familiares de dos miembros de su gabinete.
  3. Mientras la ley se llama de equilibrio fiscal, cínicamente el veto parcial mantiene una disposición en la que el Estado deberá subsidiar las privatizaciones mediante “aportes” y deberá certificar y comprometer estos subsidios por varios años.
  4. No se incluyó ninguna disposición que transparente el gasto tributario como partida presupuestaria.

Amenazas a la dolarización

  1. Se mantienen artículos abiertamente inconstitucionales, como la reducción del Impuesto a la Salida de divisas (ISD) por decreto, cuando las tarifas impositivas son competencias exclusivas de la Asamblea. Adicionalmente, se crean decenas de exoneraciones o excepciones para el pago del ISD. La dolarización está en riesgo.
  2. No se modificó la esencia de las dogmáticas reglas fiscales. Es más, se añadió una más que el gasto público no pueda crecer más del 3%, emulando la reforma de Temer y un evidente requisito del FMI. La alternativa al suicidio fiscal la propusimos aquí.

Traición a los trabajadores

  1. Se permite doble contabilidad a las empresas. No varió. Una utilidad para pagar impuestos (aunque dicen que no aceptan la culpa pero pagan la multa) y otra utilidad para (no) pagar el 15% de participación a los trabajadores. Esto también tiene claros visos de inconstitucionalidad, no sé qué empresa se arriesgue a esto con la posibilidad de un dictamen constitucional colgándole encima.
  2. Se mantiene la suspensión POR LEY de contratos ocasionales y concursos de méritos y oposición “con el objeto de reducir y optimizar el Estado” y emprendan procesos de “supresión y liquidación”. También dispone la desvinculación de Policías.
  3. Moreno también mantiene la eliminación del artículo clave de la ley de defensa de derechos laborales que permitía que los trabajadores estén protegidos ante malos capitalistas que no cumplieron sus obligaciones laborales.

Ahora, veamos algunos de los cambios más importantes en el veto de Moreno:

  1. Las reglas macrofiscales son aún más dogmáticas que el proyecto original, ahora establece que el sector público no puede crecer más de 3% anual. Aunque por otro lado, permite vías de escape en caso de desastres o recesión “grave”.
  2. Se amplió la definición de deuda y los compromisos de endeudamiento, a excepción de la deuda de los GAD (cuya justificación dice que sí debe ser deuda pero cuyo articulado dice que no). Y el Estado se obliga a emitir más deuda para recomprar las acciones de los bancos públicos en poder del BCE y (con un texto contradictorio) ampliar los plazos de los títulos en poder del BCE luego de su vencimiento.
  3. Se acotó la prohibición de adquisición de títulos públicos. Mientras que al BCE le siguen prohibiendo todo, a la banca pública solo le prohiben comprar títulos del sector público con fondos recibidos por parte del BCE. Pero por otro lado, el gobierno se da cierta flexibilidad con relación a la renovación automática de los CETES. Esto aliviaría la situación de crisis que este Observatorio advirtió para finales de este año.
  4. Las pocas medidas de fomento a la producción nacional (insumos nacionales para proyectos de inversión, cocinas a gas nacionales) fueron eliminadas por Moreno.
  5. La redacción sobre arbitraje está en conformidad con el ordenamiento jurídico nacional; es un ajuste importante y lo único digno de aplaudir.

Al menos que 2/3 de asambleístas ratifiquen el contenido aprobado en junio, los vetos de Moreno constituirán el texto de la ley que entrará en vigencia máximo en el mes de agosto. Desde mi posición, esta ley debió ser archivada. Salvo el tema de arbitraje, el texto del veto no cambió nada. No fue un veto progresista, fue un veto que profundizó los regalos a cambio de nada -el reparto- y el programa neoliberal de ajuste fiscal -el recorte social-.

Anuncios

8 comentarios en “Veto parcial de Moreno a la Trole 3: reparto a los ricos y recorte social”

  1. El artículo tiene siglas no explicadas con ISD, CETES, que hacen que el lector no entienda el contexto. Sin embargo agradezco la orientación que recibo respecto de la política fiscal de este gobierno

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s